GreekEnglish EspañolSvenska (Sverige)Finnish (Suomi)
El aborto
Subject: El aborto
Send date: 2014-09-07 23:11:31
Issue #: 13
Content:
e Newsletter
.
1



¡Un saludo cordial a mis viejos y nuevos subscritores!

Después del tema del último trimestre, el suicidio, sigo con temas más cercanos a la vida cotidiana como es el aborto. Mi próximo artículo en español será enviado en diciembre.


El aborto


El aborto es considerado un pecado por la iglesia y esto, junto con otras posturas, condujo a la opresión de las mujeres. Hoy en día está oficialmente permitida, pero las opiniones están divididas. Una cosa es cierta, debemos prestar atención al alma del feto que fácilmente interpreta mal la situación y se pierde en el bajo terreno astral o permanece atado a la tierra. El aborto no deja de ser un fin violento y doloroso de la vida de un ser vivo, y esto por sí mismo crea muchas veces mal karma y da derechos a las fuerzas de la oscuridad. Sin embargo, y como veremos a continuación, a veces es el destino del feto y, de cualquier forma, es vano y perjudicial que la madre tenga remordimientos.

Esperanza, 26, tuvo dos abortos. En la hipnosis vio que  las almas de los gemelos del segundo aborto todavía estaban alrededor de ella. Les pidió perdón y les explicó por qué no pudo guardarlos, ya que la relación con su novio tenía muchos problemas y ella tenía entidades oscuras que la volvían inestable. Si hubieran nacido habrían tenido una mala infancia. Los gemelos eran afectados por las fuerzas oscuras y aunque entendieron a su madre, no creían que había algo bueno para ellos en algún lugar, no creían en la existencia de Dios. Llamé a los ángeles sanadores que limpiaron a los gemelos. La energía de su alma brilló y fue capaz de acercarse el ángel responsable de las almas de los fetos. Su plan había sido ser hijos de Esperanza, pero los demonios cambiaron esos planes, y ya no querían ser sus hijos, pues no podían creer que ella fuera algún día estable. Pero se fueron contentos con el ángel.

Gueli, 44, tuvo seis abortos,  de los cuales el alma de un feto se quedó con ella. En la hipnosis vimos que estaba muy enfadado con ella por haberlo abortado. Gueli le explicó llorando por qué no lo pudo guardar. Él se negaba a aceptar su perdón e irse. Gueli le  dijo entonces, sin dejar de llorar, que podía quedarse todo el tiempo que quisiera. Le expliqué que quedándose se estaba causando daño a sí mismo, ya que permanecía estancado en su desarrollo y también le transmitía energía negativa a su madre. Al final parecíó entender y se fue tranquilo con su ángel de la guarda.

Helena, de 37 años, tuvo dos abortos y sentía mucha culpabilidad. Después de un sueño en el que vio a su segundo hijo casi adulto diciéndole que quería volver a ella, vino a vernos para saber si las almas de los fetos habían ido al cielo. Nuestro guía le dijo en el canalizamiento que no. El segundo estaba todavía con ella, mientras que el otro se había extraviado. Por otra parte, los remordimientos que ella venía sintiendo los últimos 20 años crearon una forma mental negativa que lo rodeaba. El guía rompió primero esa forma mental para liberar al feto que estaba atrapado en ella y a Helena que se había debilitado debido a esa forma mental. El alma del niño se colocó a su lado mientras ella le explicó que  iba a la escuela cuando se quedó embarazada con él y que sus padres no le permitieron guardarlo y que por eso habría crecido bajo unas circunstancias muy duras, ya que tampoco su padre lo quería. Una vez sereno, el feto se fue a la luz. El primer niño se perdió en el bajo terreno astral y a nuestro guía le  llevó un mes encontrarlo y unir los fragmentos de su alma, que se habían esparcido por  el tiempo y el espacio, a causa del dolor que sintieron él y su madre a raíz del embarazo y aborto. Durante la sesión, le leyó conmovida una carta. El alma del niño la perdonó y se fue también  a la luz. Luego los guías juntaron los fragmentos de alma de Helena, que fueron apocopados y se perdieron, debido a su dolor y sentimiento de culpabilidad. Como se puede ver, se causó mucho sufrimiento que se habría podido evitar. Además, ninguno de los dos hijos tenía por plan prenatal nacer como hijo de Helena. Eso era una prueba para su novio. Él debía haber tomado la iniciativa de guardarlos. No lo hizo y no aprobó la prueba. Pero tampoco Helena vino a recuperar su alma, como desafortunadamente muchos más.

María, de 35 años, tuvo un aborto debido a que el padre de su novio no quería que su hijo se casara con ella. Se preguntó durante  muchos años qué fue del alma del niño y tuvo muchos remordimientos. A partir del aborto tuvo mucha mala suerte y tenía miedo de que se debiera al niño. Pero en la hipnosis vio que estaba en la luz y que iba a morir de todas formas, y por lo tanto era completamente inútil atormentarse con remordimientos. Su mala suerte se debía a su demonio kármico.

Lunda, de 33 años, tuvo cuatro abortos y había muchos problemas en toda la familia. En la hipnosis vio que los pesares comenzaron con su bisabuelo, que tenía un demonio, y había cometido  asesinatos. Su  alma se convirtió en demonio después de su muerte  y se apegó a su hijo y a su nieto, el padre de Lunda, que fue injustamente encarcelado y más tarde se suicidó. Después se adhirió a  Lunda, causándole tendencias de suicidio, fatiga crónica y depresión. Por otra parte, su abuela había pedido los servicios de una bruja para que la ayudara a quedar embarazada, y ese hechizo aumentó la energía negativa. Lunda tuvo tres hijos con su marido. Su hermano, cuando murió, se convirtió también en demonio y se adhirió al marido de Lunda, quien la  obligó a hacer varios abortos. Ella se afligió mucho, porque quería tener hijos, pero dependía de su marido. Había trabajado desde los 14 años fregando platos y el dinero que ganaba no habría sido suficiente para criar niños sola . Su hermana, en  una sesión anterior, ya había  enviado  a la luz al alma de su padre y de su bisabuelo y  Lunda ayudó al alma de su cuñado a encontrar la paz. Pero encontramos un demonio más con ella. Él había ido primero a su marido y luego a ella, agravando los problemas. Estaba muy asustado y no hablaba. Le aseguré de que nadie lo iba a castigar y lo convencí mirar en su interior. Así se le despejó la energía negativa y pudo ver quién era. ¡Era el segundo feto de Lunda!  Lunda tenía tantos deseos de guardarlo que él se quedó y, bajo la influencia negativa del otro demonio, se hizo también demoníaco. Ahora se sentía ya mejor, pero se negó a irse. Lunda le pidió perdón, le dijo que quería llamarlo Serguei y juntos le explicamos por qué tenía que irse. Él tampoco creía en Dios  o en algo mejor que la situación en la que se encontraba, y yo llamé a su  ángel de la guarda. Acudió Olga, el primer feto de Lunda. Había ido a la luz y ¡vino a recoger a su hermano! Le dijo a Lunda que los tres  tenían una misión importante, siempre y cuando nacieran como sus hijos. Ya que eso no fue posible,  nacerían como sus nietos, para llevar a cabo su misión conjunta. Y se fueron ambos contentos.

Rita, 59, tuvo un aborto en su juventud porque estaba deprimida y sin pareja fija y juzgó que no podía guardar al niño. Cuando se hizo la limpieza kármica con nosotros el guía le dijo que aquel alma estaba perdida. Ella nunca se había imaginado que eso fuera posible. Cuando el feto fue encontrado, quería hablar a Rita antes de irse a la luz. Eso Rita no lo aguantaba, pues despertaría sentimientos negativos de aquella época. Así que le escribió unas líneas que yo le leí durante una de mis sesiones personales. Esa alma era especial y habría ayudado mucho a Rita de haber nacido. Era un regalo para ella, pero por desgracia ella no lo vio.

Yo había de haber nacido en Finlandia en vez de Francia, pero mi madre me abortó. Sin embargo, yo me alegré mucho al oír eso de nuestro guía, porque por una parte iba a ser extranjera, y más concretamente árabe, y por otra me habrían hecho una clitorectomia dolorosa. Habría tenido una vida espiritual desde niña, pero no habría equilibrado mi karma tanto como lo he hecho con la vida de depresión que he tenido, pero con poco dolor físico. Aunque mucha gente prefiere el dolor físico al psíquico, yo prefiero el psíquico. Entonces en este caso el aborto fue bueno para el alma abortada.

Últimamente tengo más y más casos de vidas paralelas rojas ginecólogas que en realidad son brujas y que roban las almas de los fetos que abortan para mantenerse jóvenes para siempre. Esas brujas son vidas paralelas de clientas, que sufren mediante accidentes y enfermedades constantes a causa  del robo de almas. Esas brujas han nacido en el siglo XVII o XVIII, aparentan unos 35 o 40 años, que es la edad del pacto con un extraterrestre o un nefilim y han ido cambiando de identidad y lugar de residencia para no ser descubiertas. Dedicaré  otro  artículo a este tema.

Lo mejor que puede hacer una mujer que se vea obligada a realizar un aborto es no alterarse  ni culparse, sino hablar con el niño y explicarle por qué no lo puede guardar. También es necesario pedirle a Dios que su alma sea protegida de las fuerzas del mal y que vaya a la Luz. Esto evitará situaciones trágicas como las de arriba.

Con luz y amor,

Koalani


Your Subscription:

 

1
.

Powered By Joobi