GreekEnglish EspañolSvenska (Sverige)Finnish (Suomi)
La Columna metafísica de Koalani
Subject: La Columna metafísica de Koalani
Send date: 2014-12-01 18:21:00
Issue #: 14
Content:
e Newsletter
.
1

 

 

 

 

Doy otra vez la bienvenida a mis nuevos y viejos subscritores. Este trimestre voy a dedicar el artículo de mi columna otra vez a los rojos, ya que el tema es complejo. Se trata de una traducción de un artículo en inglés, pero puesto al tanto.

Mi próximo artículo será enviado en marzo de 2015.

 

Los rojos o demonios encarnados

Se puede leer sobre el origen de estas almas en un artículo anterior de mi columna, http://www.spiritualinsight.gr/es/columna-metafisica-de-koalani/84-manipulacion-genetica-de-demonios-los-rojos .Aquí voy a describir sus actividades e influencia, ya que surgen constantemente entre mis  casos.

Eva, de 41 años, ordenó algunas orgonitas a través del Internet, pero el día en que se suponía que el mensajero se los iba a llevar alguien había puesto un papel en el timbre de la puerta, cubriéndolo. El mensajero no encontró el piso y ella tuvo que llamar al vendedor y reorganizar la entrega. Nadie sabía que ella había pedido esos cristales. En la hipnosis y la comunicación con su guía espiritual, vio que un hombre desconocido había puesto el papel allí a propósito. Ese hombre estaba vigilando al vendedor y estaba tratando de reducir sus ventas, ya que las orgonitas ayudan a la humanidad. Él era  rojo, con un guía oscuro que le daba diferentes tareas. Cuanto mejor las realizaba, más alto subía en la escala espiritual demoniaca.

Astrid, de 64 años, ha estado casada durante 30 años con un hombre que nunca perdió una oportunidad de humillarla de maneras muy leves y astutas. Lo hacía incluso delante de los demás. La reacción de Astrid era pasiva. Se sentía confundida y se culpaba por no ser tan inteligente o exitosa como él. Él era ateo y  muy materialista. De profesión era pediatra y tenía mucho éxito profesional y como padre. Pero Astrid nunca sintió amor por él y con los años discernió sus verdaderas intenciones. Él se ponía una máscara ante los demás y nunca revelaba su verdadera naturaleza. Su preocupación era la opinión que la sociedad tenía de él. Sus hijas lo adoraban y lo creían perfecto. Su hijo actuaba antagonísticamente hacia él y defendía a su madre cuando oía a su padre decirle cosas desagradables. Sin embargo, en otras ocasiones, decía cosas sin sentido,  contradiciéndose. En los últimos dos años fue pasivo, sin trabajo o vida social, encerrado en su habitación. Astrid se había distanciado de su esposo y sólo estaba preocupada por sus hijos. En la hipnosis, vio al alma de su marido como un fuego rojo y  luego como un árbol muerto quemándose. Su guía espiritual dijo que era rojo. Era un rojo principiante, de nivel -2. El nivel de Astrid era el 8, por eso no era capaz de afectarla demasiado. Sólo podía usar las debilidades de Astrid en su contra, como su baja autoestima. También era bueno en el control mental. Era capaz de confundirla. Asimismo, era responsable de la actitud pasiva de su hijo. Astrid solía rezar mucho, y eso los había protegido a ella y a sus hijos de un daño mayor. Cuando rezó por su hijo para que se liberara de ese control específico de la mente que lo estaba paralizando, él se liberó. También vio que había sido el plan de su alma casarse con un rojo. Lo eligió para subir de nivel luchando contra su influencia, confiando en su intuición y creyendo en su propio valor. Lo había conseguido, así que su misión fue un éxito. En una canalización que tuvimos nos enteramos de que tuvo una vida pasada en Inglaterra en la que era hombre, casado con una mujer que en esta vida es su madre. Era carnicero y proveía animales muertos a una bruja para hacer rituales. Esa bruja es actualmente su sobrina. La bruja le dijo a la mujer de Astrid que realizara un ritual con el fin de quedar embarazada. Ella lo hizo y nació un niño rojo. Ese niño rojo es ahora el marido de Astrid. Cuando Astrid rompió por completo con él comenzó una lucha sutil contra ella, tanto en el plan psicológico como en el espiritual. Él llegó hasta el punto de decirle a su hija que su esposa le había sido infiel. Eso llevó a que su hija se distanciara de ella. Su marido consiguió ayuda de muchas otras almas rojas, subió al nivel -8 y luchó ferozmente contra Astrid y su guía. Según la guía, la lucha continuará hasta que uno de ellos muere. Por lo general, los guías demoníacos acaban con sus rojos una vez que ellos ya no pueden hacer más daño. Hay que añadir que nadie es realmente culpable por el nacimiento de un rojo. Cada alma decide por sí misma si quiere experimentar el lado oscuro. Si lo hace, se puede optar por encarnarse como  rojo o convertirse en uno a través de un contrato. Más tarde nos enteramos de que el marido había subido de nivel mediante un ritual que realizó en la logia masónica en la que estaba. Se le abdujo a un niño, se lo violó, se lo asesinó y se lo dedicó a sus dioses oscuros. El hijo de Astrid se enteró de eso gracias a sus visiones psíquicas y reveló a la familia que su padre era francmasón. Él y sus colaboradores lo pararon con ataques psíquicos. El padre también convenció a la familia y a él de que necesitaba ayuda psiquiátrica y lo metieron en una clínica. Esa clínica tenía un acuerdo con las fuerzas oscuras y allí los extraterrestres le metieron implantes y le robaron fragmentos de su alma para causarle amnesia. Así se olvidó de sus sospechas y se puso a hablar bien de su padre. Astrid le está sacando ahora los implantes y devolviendo el alma con la ayuda de su guía y está a la espera de que su hijo recupere la memoria.

Amir, de 56 años, tuvo que luchar también mucho, ya que su rojo kármico estaba en el nivel - 10, mientras que él estaba en el nivel  7. En una vida pasada había hecho un acuerdo subconsciente con un demonio para tener éxito profesional  y ese demonio se había encarnado y había sido su jefe. Le ordenó despedir a un tercio de los empleados de la empresa en la que Amir era subdirector. Amir se negó y dimitió, después de hacer que su jefe le prometiera que no  despediría a un solo empleado. Fue entonces cuando comenzó su declive financiero. Desde entonces, no fue capaz de conseguir otro empleo y todos los negocios que intentaba emprender con otros empresarios fracasaban. Ellos mostraban interés al principio, pero luego nunca oía nada más de ellos. Cuando se ponía en contacto con ellos le daban una excusa poco convincente. El rojo y su red afectaban a todos los profesionales a los que Amir se dirigía para obtener empleo. Su mujer tampoco tenía trabajo y tenían tres hijos que mantener. Desde que empezamos la limpieza kármica y gracias a la oración que le di y la ayuda de mi guía, siempre se las arreglaba para obtener ayuda financiera de algún familiar o amigo para pasar unos días o semanas. Él mismo me decía que era un milagro. Eso duró más de un año, pues tenía que alcanzar el nivel 10 para que el rojo fuera totalmente bloqueado. Al final lo logró y consiguió un buen empleo y ahora está devolviendo a toda esa gente el dinero prestado. Estas personas oscuras y sus ataques son una fuerte motivación para crecer espiritualmente.

Lambros, de 35 años, comenzó a tener un incidente negativo tras otro. Perdió dos puestos de trabajo, tuvo un accidente grave, no ha sido capaz de casarse con su pareja, no han podido tener un hijo, tienen demandas constantes. Los rojos  aquí  son una pareja que les persigue legalmente  con el fin de robarles parte de sus tierras. Toda la familia de Lambros ha estado sufriendo con síntomas similares. Todos ellos estuvieron juntos en una vida pasada con la pareja enemiga (a la que perjudicaron) que ahora está encarnada como roja y se está vengando. Ellos también tienen un camino duro, ya que la pareja roja está al nivel - 6 y -7, mientras que él y su esposa están al 3 y al 5 respectivamente. Pero no me contrataron, más bien creo que eligieron hacer un acuerdo con el bando oscuro, ya que me contaron que habían visto a una médium que les dijo que existía el camino luminoso y “el otro camino”, en el que estaba ella. Y al decir eso, la mujer me comentó que igual elegían ese camino. Es el camino fácil, ya que los problemas se resuelven, pero tras la muerte el alma se esclaviza y uno nace como rojo, el instrumento de un demonio.

Molly, de 34 años y su marido están en el nivel 3 y 4 respectivamente, y su enemigo rojo, la suegra  de Molly está al -8. Han estado bajo ataque psíquico constante y con muchos contratiempos durante dos años. Han buscado ayuda de sacerdotes, médiums y terapeutas alternativos, pero en vano. Desafortunadamente, no creen que hay demonios encarnados. Mis palabras los asustaron mucho y no me volvieron a escribir.

Sharon, de 32 años, por el contrario, a pesar de que empezó la limpieza estando en el nivel 4, mostró una resistencia increíble y muchas ganas de aprender. La pareja enemiga roja  estaba en el nivel -5 cuando empezamos la terapia y estuvo siempre un paso delante de Sharon. Le trajeron extraterrestres y nefilim que la atacaron y así se elevaron al nivel - 8, siendo imposible para que nuestra guía los bloqueara rápidamente. Sharon reaccionó con miedo y no pudo subir igual de rápido que ellos. En una vida pasada habían sido todos brujos, Sharon les hizo magia negra y ellos se encarnaron como rojos para vengarse. El yo pasado de Sharon se ha ido a la luz ahora, pero su antiguo demonio hizo un acuerdo con otra bruja que está cooperando con la pareja  roja para destruir a Sharon. La separaron  de su marido y luego de su novio, le enviaron decenas de entidades, le robaron fragmentos de alma y le metieron implantes alienígenas. Pero al final alcanzó el nivel 8 y mis guías los bloquearon.

Mariela, de 46 años, fue atacada con magia negra por una abogada roja. Mariela estaba al nivel 9, mientras que la abogada al -5 y fue capaz de romper los hechizos y ganar los juicios solita, pero su marido murió. Él creía que la fe en Dios lo mantendría a salvo sin que hiciera nada, y quedó pasivo frente a los ataques. La hija de Mariela se enfermó gravemente y casi murió, pero ella le dio reiki y le salvó la vida. Cuando Mariela se decida a hacerse la limpieza kármica el vínculo con la abogada quedará quebrantado.

La roja kármica de Gerald, 62, es su cuñada. Le dio un regalo de Navidad que él encontró debajo del árbol, pero sin saber de quién era, ya que la familia tenía la costumbre de dejar los regalos en forma anónima allí. El presente era una muñeca vudú con alfileres, pero era decorativa, para la cocina, como contenedor de palillos de dientes. Pensó que era una broma de mal gusto y la dejó en un cajón de su casa. Después de muchos meses, y mientras lo estábamos limpiando de sus entidades kármicas, le preguntó a mi guía sobre esa muñeca. La respuesta fue que la roja le había hecho magia negra y que la muñeca contenía una forma mental negativa. Tuvo que bendecirla con agua bendita, pedirles a los ángeles enviar la entidad a su dueña y quemarla. Después de un año su cuñada le dio otro regalo de Navidad, una botella de cerveza disfrazada de Papá Noel, que actuaba como una conexión entre ella y su guía oscuro. De hecho, durante la fiesta navideña iba vestida de Mamá Noel. Gerald tuvo que repetir el mismo ritual y tirar la botella al mar. La cuñada hace todo eso inconscientemente. Gerald se está limpiando y por eso el guía oscuro de la cuñada está tratando de causarle problemas y detenerlo. Esta vez la botella contenía un demonio, y al ser devuelto a su dueña la que pagó fue su hija, que se rompió la pierna. Pero mi guía dijo que era kármico y habría ocurrido de todas formas con otro demonio, pero ocurrió ahora con éste.

Anabel, 45 años, tenía una tía que le hizo brujería a ella, a su hermano y a su hijo. Resultó que su abuela había maldecido a su hija cuando descubrió que había quedado embarazada con ella. Eso atrajo a un alma roja hacia ella, en lugar de un alma luminosa. Su tía era roja, de una vida pasada con Anabel, su hermano y su madre. En esa vida, en la Córdoba de 1648, su madre fue la amante del marido de la tía de Anabel. Por aquel entonces no estaban aparentados. Cuando la tía se enteró de que su marido se había acostado con ella le puso un amarre y le hizo brujería a la otra mujer. Anabel y su hijo tenían la misma madre que ahora, pero su hermano era el hijo de la tía. Ese hijo estaba enamorado de Anabel, pero nunca se atrevió a mostrárselo, puesto que había animosidad entre las dos familias. Él estaba destinado a casarse con Anabel, pero sus madres hablaban mal la una de la otra, por lo que nunca se acercó a ella. Llevó una vida llena de tristeza y soledad. Al morir la bruja continuó sirviendo al demonio de la magia negra y ése la ayudó a encarnarse como la tía de Anabel. En esta vida la tía ha hecho magia negra una y otra vez contra estas tres personas y su marido de Córdoba, que ahora es el padre de Anabel. Ha maldecido a Anabel a fracasar como esposa y madre, a su hermano a estar solo, socialmente aislado y sexualmente impotente y al hijo de Anabel a rechazar a su madre. Y lo ha logrado, hasta la limpieza kármica que Anabel ha realizado para toda la familia. En cuanto a la madre de Anabel, a ella le causó una mala suerte constante,  enfermedades y accidentes y la hizo sexualmente frígida. Al padre de Anabel, su marido de Córdoba, lo hizo sentirse enfadado y frustrado. Tuvo más éxito con el hermano y los padres de Anabel, ya que ellos están a un nivel espiritual más bajo que ella, pero sólo lo logró parcialmente con Anabel y su hijo, ya que ellos están más alto. Por suerte, Anabel me encontró a tiempo y mi guía espiritual bloqueó las actividades de la tía y llevó a los demonios que les había enviado a la Luz. Y su vida ha vuelto a ser normal y ella a sentirse feliz.

Marcela, de 35 años, tenía un padre que solía golpear a su madre, estaba casada con un hombre que la pegaba y tenía un hijo con enfermedades crónicas. Todos sus parientes la habían abandonado. Resulta que ha tenido una vida pasada en Panamá, en 1791. Su marido persiguió a la esposa de su hermano y se hicieron amantes. Su hermano los pilló, los disparó y murieron ambos. Ella lo maldijo. Cuando él murió, hizo un acuerdo con un demonio para ser más fuerte que el demonio de la maldición. Se las arregló para encarnarse con la ayuda de su demonio y así el demonio de la maldición la encontró otra vez y la  torturó en esta vida. Su hijo fue su marido de Panamá. Cuando empezamos la terapia, ella estaba experimentando un ataque psíquico, pero con agua bendita y oración la superó. Estaba en el nivel 7 y su marido al -8, lo que significa que tardó un rato en ser bloqueado. Pero fue finalmente capaz de romper con él. El demonio que él le envió se ha ido a la luz y sus parientes luminosos se reconciliaron con ella. Su padre, que también es rojo, también ha sido bloqueado. Él había sido su marido en Salamanca, en 1731. Era masón, o sea que tenía un acuerdo con un demonio a través de esa organización. Él quería un hijo para meterlo en la francmasonería, pero ella sólo le dio hijas. Tuvo un hijo con otra mujer y cuando ella se enteró y lo confrontó al respecto, la violó. Ella lo maldijo y murió en el embarazo que siguió. En esta vida la encontró de nuevo, pero su nivel no fue suficientemente  alto como para causar un daño importante. El ex marido, en cambio, colaboró con todos los rojos de su familia y del entorno para fastidiarle la vida, y tuvimos que bloquearlos uno por uno. Luego empezamos con la limpieza kármica de su hijo que ha estado mejorando.

Donald, de 23 años, ha tenido ataques psíquicos en su sueño desde la niñez. El que causaba esos ataques era el espíritu de una roja. Se hizo oscura después de una vida que tuvo con él en Inglaterra, en 1246. Él estaba enamorado de ella, que pertenecía a la nobleza, pero él no tenía título. No podían estar juntos. Se encontraron en el bosque e hicieron el amor. Ella quedó embarazada y tuvo un hijo. Su padre le dijo al chico que lo aceptaría si ganara en una guerra a la que lo enviaría. El joven demostraría así su valentía y se convertiría digno de ella. Se fue, pero fue matado. Los criados cuidaron al niño como si fuera suyo. Su novia tuvo que casarse con un hombre de título al que el padre eligió. Ella nunca dejó de amar a su antiguo amado, su vida fue triste y se hizo frígida. Tuvo hijos con su marido, pero eso no fue suficiente para hacerla feliz. Se enfermó y murió. Después de la muerte no fue a la luz, sino que hizo un acuerdo con un demonio para tener poder. El demonio la ayudó a encontrar un cuerpo y ha estado atacando inconscientemente a su antiguo amor. Su demonio es su guía y la empuja a esa actividad. Donald se enamoró de una chica que tenía el mismo ser superior que la roja, es decir que  era su vida paralela, pero luminosa. Así que ella tiene dos versiones de sí misma, una oscura y otra luminosa, que afectan y anulan mutuamente el nivel respectivo de cada alma. Cuanto más se eleva el yo oscuro, más cae el luminoso, y viceversa. Esto es mucho más habitual de lo que parece. La chica luminosa rechazó a Donald, afectada por su yo oscuro. Pero eso puede cambiar, en cuanto la roja quede bloqueada y si Donald sigue interesado en esa chica.

Otra clienta mía, Laura, de 21 años, recibió una multa en el correo. Venía de la policía, diciendo que ella había visitado demasiados sitios pornográficos en los que había imágenes de animales e incluso niños. Tenía que meter 100 euros en un número de cuenta indicado en la carta. Me dijo que había visitado unos sitios, pero que no había imágenes de menores de edad. Tras el asesoramiento de un abogado, resultó que la letra y la multa fueron un engaño. Ella acababa de pedir unos libros conspiratorios sobre zombis y virus alienígenas. En esa librería hay un rojo que coopera con la policía, donde hay otro rojo. Esos dos se inventaron el engaño con el fin de impedirle que pagara por las operaciones de los implantes que tenía. Como andaba mal de dinero no habría podido pagar por las dos cosas. Los rojos y sus guías tienen redes extraordinarias que se enteran de todo y traman engaños por todos los lados.

Jrisa, 34 años, fue bruja en una vida pasada y se dedicaba a poner amarres a los hombres. Cuando se cansaba de uno, lo dejaba y encontraba otro. Y ellos no podían superarla. En esta vida, pasa todo lo contrario. Los tres chicos con los que ha estado enrollada eran rojos y los que en la otra vida embrujó. Entonces lo ha pasado muy mal. El tercero es más fuerte que los demás y no ha podido superarlo en muchos años. Cuando empezamos la limpieza se enfermó, tras un ataque de ese rojo. Poco a poco lo irá superando.

Los rojos de nivel bajo (de -1 a -4) suelen extraer energía de la gente, enamorarla y hacer copias etéricas de los demás mediante el contacto sexual. Estas copias etéricas son una especie de entidad oscura que atrae personas y circunstancias negativas en nuestras vidas. Pero aparte de ello no son tan peligrosos. Pueden incluso parecer amables y ser buenos amigos. Pero los de nivel más alto pueden hacer mucho daño y a menudo están en organizaciones como la masonería, los Iluminati u otros órdenes secretos.

Para reconocer a los rojos y librarse de su influencia y de la copia etérica que os ha hecho decid la siguiente oración:

“Le pido a Dios que me revele a los rojos,  me libre de su influencia nefasta y despeje mi copia etérica.”

Sin embargo, los rojos kármicos, es decir, las personas que están kármicamente vinculadas con nosotros sólo se pueden bloquear a través de una limpieza kármica.

 

Con luz y amor,

Koalani


 

Your Subscription:

 

1
.

Powered By Joobi