GreekEnglish EspañolSvenska (Sverige)Finnish (Suomi)
La Columna metafísica de Koalani
Subject: La Columna metafísica de Koalani
Send date: 2015-06-03 18:59:17
Issue #: 16
Content:
e Newsletter
.
1

 

Bienvenidos de nuevo, viejos y nuevos subscritores:

El asunto de los dioses antiguos es bastante complejo y muchos de vosotros me habéis pedido que lo explique en detalle. Éste es un primer artículo sobre ese tema, donde expongo unos datos básicos. En el futuro volveré seguramente a tocarlo.

Mi próximo boletín en castellano será enviado en septiembre.

 

 

Elohim, El y Nefilim


Muchos de mis clientes pertenecen a los El o Elohim caídos, y eso me ha llevado a descubrir muchas cosas olvidadas con el declive de la humanidad desde que los antiguos dioses inmortales dejaron la tierra, en 23.000 a.d.C.  y la era de los elohim encarnados, 18 000-15 000 a.d.C. Sobre los acontecimientos históricos han escrito otros investigadores, lo mío es más bien estudiar la misión de las almas de ese grupo de seres.

Los elohim son ángeles cuya misión es proteger a los humanos, y tienen la capacidad de adquirir un cuerpo biológico, es decir que son  cambiaformas. Samael (el diablo) engañó a 201 de ellos, persuadiéndolos a mezclarse con las mujeres de la tierra y crear una descendencia omnipotente, obteniendo de esta manera la capacidad de desarrollo, que no poseían antes. Así hicieron, y sus hijos fueron llamados nefilim, es decir caídos. Estando caídos, sus almas vinieron de los dominios oscuros. Originalmente los nefilim fueron gigantes antropomórficos (titanes), pero con los experimentos genéticos posteriores que se llevaron a cabo surgieron  nuevos nefilim, medio animales y medio gigantes.

Un grupo de nefilim fue el de Júpiter y sus descendientes, que vinieron de la luz y fueron llamados El. Los El fueron vidas paralelas de los elohim caídos, que habían sido atados en Agarta (el interior de la tierra) para no causar más daño. La primera y segunda generación de El eran inmortales y ahora viven en Sirio, salvo 5 de ellos, que están inmovilizados en la montaña K2 del Himalaya por haberse negado a dejar la tierra en 23 000 a.d.C. Su yo superior envió más encarnaciones a la tierra como El de generaciones posteriores, que tenían menos poderes y ya no eran inmortales. Con el tiempo y un mayor declive ya no diferían de los humanos, siendo la única diferencia su ADN oculto. Los El fueron de 12 generaciones y aunque los primeros nacieron en el Olimpo, las demás generaciones fueron esparcidas por toda la tierra.

Las mujeres que tuvieron hijos con los elohim ya habían caído en el jardín de Edén, en 180 000 antes de Cristo, cuando se mezclaron con seres oscuros. Así que en 40 000 a.d.C. cayeron por segunda vez, al unirse a los elohim caídos. Pero esta vez recibieron la energía El y su ADN cambió. Y ellas también fueron llamadas El. Después de esa encarnación, renacieron como dioses El de tercera-duodécima generación. Su misión era proteger a los humanos y se les prohibieron  las relaciones sexuales con ellos o que se enamoraran de ellos. Cuando lo hacían, su yo superior “caía”, o sea que perdía energía, que se trasladaba al bando oscuro. Cuando se reunía suficiente energía, equivalente a una caída de un 100%, nacía un nuevo nefilim con alma oscura, y era  una de sus vidas paralelas rojas no humanas. Estas reglas siguen siendo válidas hasta ahora, aunque el conocimiento se ha perdido. Las hermandades de la oscuridad han destruido toda fuente que hable de ello. Cuando el yo superior de los El empezó  a caer, sus próximas encarnaciones tenían menos capacidades y ya no intuían qué eran y cuál era la verdad, lo que condujo a una mayor caída. Esta caída puede llegar hasta el punto de que se vacíe completamente su yo superior  y desaparezcan, es decir, hasta que no tengan más encarnaciones luminosas. Eso es exactamente lo que las fuerzas oscuras quieren, y por eso atacan más a los El que a los humanos corrientes. En esos casos de caída completa, cuando un exorcista lleva al espíritu de una de sus encarnaciones rojas a la luz, reanudan el  ciclo de encarnaciones como animales. En los últimos años muchos El han desaparecido y esta tendencia va aumentando. Cada El recibe en su última encarnación luminosa una advertencia o se entera de la verdad, siempre y cuando la pida, y tiene la oportunidad de salvarse.

Se puede salvar abandonando los hábitos que llevan a la caída, como los ya mencionados, y aceptando ir a la guerra espiritual, que tiene lugar en la otra dimensión. Para eso hay que llegar al décimo nivel de desarrollo del alma llevando a demonios a la luz con la espada que se recibe de San Miguel. A la guerra espiritual se va dejando su cuerpo durante unos meses,  mientras su lugar ocupa otra entidad, a veces un paralelo extraterrestre rojo, que puede ser limpiado a su vez. Durante esos meses se lucha en otro planeta con los nefilim y los extraterrestres oscuros, debilitándolo y llevándolos a la luz. Eso se debería hacer en cada encarnación para salvar finalmente a todos los yos paralelos rojos no humanos y se pueda completar el ciclo de encarnaciones.

Las mujeres que se unieron a los elohim caídos lo hicieron en un intento subconsciente de volver a tener su energía angelical, ya que originalmente fueron ángeles. Fueron los ángeles que siguieron a Samael cuando se rebeló contra el Creador, a causa de la misión encomendada, la de servir a los humanos. Lo siguieron un tercio de los ángeles, porque no querían ser esclavos de los humanos. La ironía es, por supuesto, que si se hubieran quedado en la luz no se habrían convertido en esclavos, sino en servidores alegres y en héroes. Al trasladarse al bando oscuro, lo único en lo que se convirtieron fue en esclavos de Samael. Pero todas las almas caen porque han decidido hacerlo desde el principio. Es decir que primero se toma esa decisión y después surge algo que lleva a esa caída. La caída no es ni más ni menos que el camino consciente de esas almas. Los ángeles que siguieron a Samael se convirtieron así en demonios. El yo superior de esos demonios envía a otras porciones de su energía a encarnarse, como vidas paralelas de esos demonios, con el objetivo de purificar su karma y llevar a sus ex ángeles paralelos de nuevo a la luz. Así serán de nuevo ángeles, aunque de un nivel más bajo del que tuvieron al principio. Este ciclo ofrece innumerables experiencias y constituye un arma valiosa en la lucha contra las fuerzas oscuras. Esas fuerzas del mal existían ya antes de la creación, y eran el antidios, o alma gemela de Dios, que se volvió oscura. La misión de la creación es generar más energía que el antidios para derrotarlo y hacerlo luminoso.

Algunos paralelos de los elohim caídos son también paralelos de uno de los arcángeles, ya de Samael ya de un arcángel luminoso. Esos individuos tienen muchas más encarnaciones que los demás El. Los humanos corrientes, los simples El y los ex elohim suelen tener unas 2 o 3 encarnaciones paralelas humanas rojas y otras tantas luminosas, 2-6 paralelas no humanas rojas y unos  5 o 7 yos extraviados (almas de vidas pasadas). Los que también son  arcángeles tienen unas 20-25 vidas paralelas luminosas, unas 10-12 encarnaciones humanas rojas y 5-8 vidas paralelas rojas no humanas. La energía de su yo superior es mayor y pueden tener más encarnaciones paralelas. También hay un seraf caído. Los serafim fueron una de las primeras creaciones de Dios, y sus encarnaciones paralelas son también numerosas. Sobre las vidas paralelas se puede leer en  http://www.spiritualinsight.gr/es/columna-metafisica-de-koalani/103-vidas-paralelas .Ya dedicaré más artículos, especialmente a las vidas paralelas rojas (oscuras).

Entre los El de primera y segunda generación que me han consultado han sido: Atenea, Deméter, Poseidón, Júpiter, Marte, Njörðr, Thor, Pegaso, Diana, Pan, Efesto, Hermes, Prometeo, Hera, Apolo, Afrodita. Mi propio grupo es de la cuarta generación de dioses escandinavos. Ellos no eran inmortales, pero sólo podían morir si eran matados. Y tampoco son conocidos.

Éstas son las 12 reglas de los El:

1.Han de proteger a los humanos.

2.Han de reconocer abiertamente al Creador.

3.Han de imponer la justicia divina.

4.Han de luchar contra el mal.

5.No deben enamorarse o mezclarse sexualmente con los no-El.

6.Han de guiar a los no-El  y servir de ejemplo para ellos.

7.No deben asumir el papel de dioses, sino el de consejeros, terapeutas y maestros.

8.Han de ir a la guerra espiritual en cada encarnación hasta llevar a la luz a todos sus yos paralelos no humanos.

9. No deben sucumbir a adicciones.

10.Han de amar a todos los humanos sin segregaciones.

11.No deben comer animales o seres humanos (los huevos están permitidos), salvo casos especiales.

12. Los El con más conocimientos y los más desarrollados deben  enseñar y preparar a los demás El para la guerra espiritual.

En la tierra y hoy en día, la misión de los El  es impedir el Armagedón y el acuerdo global con los extraterrestres oscuros que la Nueva Orden Mundial nos quiere imponer. Tales acuerdos han sido impuestos en muchos planetas por Samael y Lilith y varios extraterrestres independientes.  La vida en un planeta así es a menudo un mundo lleno de divertimiento, sin enfermedades, con abundancia económica, con poco trabajo, pero con un lavado total de cerebro, sin amor verdadero y con una historia totalmente falsificada. Los disidentes se ejecutan y la única manera para las almas de escapar ese destino es desear ir a un mundo justo, con amor y objetivos. Entonces se muere y se vuelve a encarnar en el pasado, para así contribuir a parar el acuerdo y trasladarse a una realidad paralela, sin acuerdo global. Hay un número constante  de 144 000 El en la tierra.

Si no logran parar el Armagedón estarán a cargo de las tropas que se enfrentarán a los Nefilim cuando ésos vuelvan a la superficie de  la tierra. En 2014 comenzaron 2 veces los acontecimientos que nos llevarían al Armagedón, en marzo y en junio. Empezó, pues, la tercera guerra mundial. Pero gracias a los terapeutas espirituales de toda la tierra, nos las arreglamos para limpiar a varios El, Elojim y personas clave y nos ganamos el derecho a un reinicio. Eso significa el traslado de todos los acontecimientos de la guerra a un universo paralelo, la reparación de los daños materiales, el borrar de la memoria de la gente y el volver a vivir el mismo período sin esos hechos. Ésa es tarea del Regulador local. Mi equipo realizó el 70% de esa limpieza. El Armagedón fue aplazado 10 años en el futuro. Nos ganamos una década, pero la situación cambia rápidamente, ya que los rojos (los instrumentos de las fuerzas oscuras) representan un 76% de la población mundial, además de un 13% de personas que tienen un acuerdo con un demonio. De este 76% un 36% son clones.

En 2014 las hermandades de los nefilim tuvieron  pérdidas mayores: Con motivo de las momias doradas de Lilith que ella intentó sacar a la superficie sin la aprobación del Consejo de la ICA, el Guerrero de Dios atacó y le derrumbó el palacio majestuoso, que era la residencia de Lilith en el Himalaya. Luego contraatacó la Hermandad Blanca, pero el Guerrero de Dios se metió en su base subterránea  en el desierto de Takla Makán y la destruyó totalmente. Ambos sitios se volvieron a construir rápidamente. Otra buena noticia es que un pedazo de Lilith haya sido llevado a la luz por un exorcista nigeriano y ya haya encarnado como gata. Lo mismo pasó con Samael, que también nació como gato.

¡Os deseo a todos un feliz verano (o invierno, si vivís en el hemisferio sur)!

Con luz y amor,

Koalani

 

 

 

Your Subscription:

 

1
.

Powered By Joobi