GreekEnglish EspañolSvenska (Sverige)Finnish (Suomi)
La columna metafísica de Koalani
Subject: La columna metafísica de Koalani
Send date: 2018-05-01 00:05:44
Issue #: 29
Content:
e Newsletter
.
1



Queridos suscriptores,


Este artículo está dedicado a un tema muy común pero poco conocido, los pactos subconscientes que se contraen con las fuerzas de la oscuridad. Ha estado bien escondido en todas las fuentes de información sobre lo paranormal. Las religiones advierten contra el ego y las cosas materiales, pero ni siquiera en ellas se menciona la forma técnica en que las almas quedan atrapadas. Así es cómo:

Pactos con demonios

Mucha gente considerará esta noción como ficción, pensando en la famosa historia de Fausto. Sin embargo, los tratos con las fuerzas oscuras están tan extendidos que diría que la mayoría de los ricos y famosos tienen un pacto así. El problema es que la mayoría de ellos lo ha hecho a nivel subconsciente. Pensar, desear, sentir o incluso soñar mientras dormimos con que haríamos cualquier cosa para obtener o ser algo atrae a una entidad oscura que nos concederá nuestro deseo a cambio de nuestra alma. No obstante, nunca revelará el verdadero coste. Otra forma de hacer un trato inconsciente es no importarle si algo está bien o mal, sino seguir adelante de todos modos y actuar con egoísmo perjudicando a los demás. En este artículo encontraréis una lista de ejemplos de acuerdos: http://www.spiritualinsight.gr/es/columna-metafisica-de-koalani/138-lista-de-posibles-pactos-con-demonios . Los acuerdos de vidas pasadas nos afectan igual que los de ésta.

Aspa, de 42 años, me contactó como estudiante para aprender holandés, porque quería mudarse a los Países Bajos. Sin embargo, le era imposible aprender algo. Olvidaba las palabras un segundo después de leerlas y traducirlas. Estaba obviamente bloqueada. Le dije que podía preguntarle a mi guía espiritual acerca de ella y estuvo de acuerdo. El guía dijo que tenía una entidad que la bloqueaba. Tan pronto como se lo dije empeoró, ya ni siquiera se podía poner a estudiar, por más que quisiera y lo intentara. Pensaba incluso en cómo anular la clase o llegar tarde. Decidió librarse de esa entidad en una sesión de canalización. El guía narró una vida pasada de ella como Shania, en 1843, en Kaizerslautern. Sus padres tenían una fábrica de procesamiento de metal y le concedían todos sus caprichos. Era una chica muy ambiciosa. A los 15 años decidió que no le importaba lo que costaría o si era bueno o malo, siempre y cuando llegase a la cumbre. Su deseo le fue concedido. Se hizo responsable de todas las filiales de Alemania y las dirigía con mano de hierro. Pronto se expandió a Dinamarca, Francia, Italia y Nueva York. Empujaba a sus empleados hasta sus límites para producir más y más. Se convirtió en un monstruo. Su padre ya no la reconocía. Se mudó a Nueva York, donde conoció a un alemán, Kristian, del que se enamoró. Se casaron y tuvieron hijos. Pero en lugar de hacerlo gerente o algo así, lo puso a trabajar en la fábrica como cualquier otro trabajador. Él estaba descontento y se puso a beber. Regresaron a Alemania y Kristian trabajó en la fábrica metalúrgica. Un día se emborrachó tanto que se paró delante de la cisterna de fusión y se puso a gritar. Llamó a Shania y le pidió que viera cuánto la amaba. Ella se acercó y vio, horrorizada, cómo él saltaba dentro. Shania ni siquiera parpadeó. Cuando su padre oyó lo que había ocurrido, le dio un infarto y murió. Shania soltó una lágrima. Su padre había dejado el gran negocio de la familia a su mujer, decepcionado de Shania. La madre amaba a su hija y Shania la convenció de hacer su testamento. También le hizo un regalo para ayudarla a superar la muerte de su marido. La envió a Suecia con una escolta local que trabajaba en la fábrica y que le enseñó todo lo que merecía la pena. La madre lo pasó fenomenal. Lo último fue una visita a un lago helado. La madre tenía miedo de pisarlo, pero el guía le dijo que no había peligro. Conocía muy bien el área y el hielo estaba grueso, dijo. Él anduvo sobre él. La madre se fue al lago, disfrutando de la experiencia. El guía le dijo que fuera un poco más a la izquierda para ver mejor el panorama. Al hacer eso, el hielo se rompió y la mujer cayó al agua helada. El guía dio la vuelta y volvió a Alemania. Sin embargo, su conciencia no estaba tranquila. Se puso a beber. En una borrachera les dijo a los otros trabajadores la verdad. ¡Shania le había pagado para asesinar a su madre! Ya nadie quiso trabajar para ella. Todas las fábricas que ella tenía en su posesión en todos los países cerraron. Puso en adopción a sus propios hijos, ya que los consideraba perezosos. Con la herencia de su madre se fue a Nueva York y puso un negocio de agricultura. Cuando envejeció eligió al empleado más trabajador para dejarle su fortuna. Lo que Shania no sabía era que él sabía quién era ella. Era el hijo que había tenido con Kristian. La había seguido y se fue a trabajar para ella bajo otro nombre. Ella murió y él consiguió su fortuna.

En esta vida, Kristian es el novio de Aspa que ha estado bebiendo mucho, tomando drogas y tratándola mal. Aspa ha pasado toda la vida trabajando como enfermera, a menudo con poco dinero y tiempo extra, sustituyendo a otras enfermeras que no se preocupaban lo suficiente por sus pacientes. En esta vida es ética, calurosa, entusiasta y como enfermera es perfeccionista. El demonio con el que hizo el acuerdo fue el que la bloqueaba en esta vida, pues no quería que hiciera un nuevo comienzo. El demonio rompió su propio contrato con un demonio de nivel superior y fue a la Luz. Shania (la paralela de mi alumna) también estaba en la oscuridad y mi guía la ayudó a ir a la Luz. Su madre era la misma que en Alemania y su relación ahora es muy buena. Aspa no aguantaría sile pasara algo. Ha perdido una fortuna prestando dinero a amigos que la han engañado. Sintió que tenía que ayudarlos y se sentía culpable si no lo hacía. Yo tenía la esperanza de que Aspa quisiera ayudar a su ex novio también, pidiendo una sesión para él, ya que ella era la razón por la que él se había suicidado en Alemania. Pero no lo hizo. Tenía un velo a su alrededor que nuestro guía le despejó durante los siguientes 3 meses. No volví a saber de ella, y cuando la llamé para decirle que se había limpiado del velo, su número de teléfono había cambiado o ya se había mudado a los Países Bajos.

Αmir, de 56 años, tuvo una vida pasada como hombre de negocios implacable en 1812, en Inglaterra. Era un niño rico y mimado y estuvo interno en un colegio privado. Él y el resto de los niños del colegio eran muy engreídos. Su padre era dueño de una fábrica de procesamiento de papel y cuando terminó el instituto lo puso a trabajar allí. No se esforzó mucho, ya que estaba acostumbrado a tener todo lo que quería. Un día conoció a una chica que le gustaba, pero su amigo le dijo que ella lo consideraba vago y que por lo tanto no estaba interesada en él, lo que era cierto. Entonces se enfrentó a sí mismo. Una tarde, en su oficina, se miró en el espejo y se propuso conquistarla. Tendría éxito, sería grande, se ganaría su admiración y ella cambiaría de opinión sobre él. Estaba dispuesto a hacer cualquier cosa para demostrar su mérito. Al decir y pensar que haría cualquier cosa, un demonio vino e interpretó eso en el sentido de que también estaba dispuesto a dar su alma por ello. Entonces se hizo un contrato, si bien inconsciente de su parte. El demonio lo ayudó a alcanzar todos sus sueños. La chica se fijó en él y reconoció que él había crecido y madurado. Se casaron y tuvieron hijos. Él cerró muchos negocios alejando a los demás de ellos de maneras poco éticas. El demonio tenía el talento de convencerlos a todos. Sin embargo, se lo llevó después de poco más de una década. O sea que lo mató y se quedó con su alma, que desde entonces fue su esclava. Su mujer de entonces es ahora otra vez su mujer y sus hijos son los mismos. Ellos tienen su parte del mal karma que se produjo, ya que prosperaron del sufrimiento de los demás. En esta vida, Amir tuvo mala suerte en su vida profesional e incluso fue acusado falsamente una vez cuando un delincuente le robó el pasaporte y lo falsificó. Pero sus verdaderos problemas empezaron cuando hizo un buen acto. Su jefe le dijo que despidiera a la mitad de los empleados para reducir los gastos, y él se negó. El jefe lo despidió junto con los demás y desde entonces no ha podido conseguir empleo. Nadie lo contrataba, ni siquiera su otro ex jefe para el que había trabajado durante 20 años. Su mujer que es abogada tampoco pudo conseguir trabajo. La familia llegó al límite, viviendo durante meses de préstamos de amigos y parientes. Fue entonces cuando vino a verme y descubrí el contrato de la vida anterior. El demonio que lo había ayudado en Inglaterra se enfadó porque no renovó el acuerdo. Al actuar Amir desinteresadamente, negándose a despedir a los empleados, el demonio comenzó a tomar venganza. Localizó a las personas que Amir había pisado en la vida pasada (la vida de su paralelo) y las usó para bloquearle el éxito. Cualquier negocio que Amir ofreciera a otros hombres de negocios era recibido con gran entusiasmo y promesas de préstamos al principio, pero pronto la comunicación paraba e iban posponiendo el negocio hasta desaparecer por completo. Mi guía espiritual trabajó en su caso un rato y milagrosamente, cada vez que se quedaba sin dinero, algún familiar o amigo aparecía de la nada que le dejaba unos duros. Eso era una clara señal de intervención divina y de que estaba en el camino correcto. Al final encontró un puesto, aunque no era ideal, pues tuvo que mudarse de país sin su familia. A medida de que equilibra su karma, limpiando a toda la familia, las cosas le van mejor.

Kaliopi me consultó por su hijo, Marco, de 37 años. Abandonó sus estudios de medicina, le dio una depresión y se dedicó a los juegos de azar. Mi guía dijo que su misión no era seguir la carrera de medicina. En la sesión, volvimos a su vida de Dresde, Alemania, en 1731, donde se llamaba Erik. Sus padres eran campesinos muy pobres y tenían muchos hijos. No querían tener más hijos y, cuando llegó Erik, decidieron entregarlo a un orfelinato. Su infancia fue indiferente, pero tuvo al menos un amigo. Fue adoptado a los 15 años por una pareja que lo puso a trabajar como zapatero. Trabajó duro, pero la pareja siempre exigía más. Cuando no estaban satisfechos con él, lo castigaban encerrándolo en una habitación oscura y dejándolo sin comida. Él quería irse. Decidió hacer cualquier cosa para escapar. Una noche lo logró. Se escondió en un camión que transportaba mercancías. Iba camino de otra ciudad cuando llegó a un puente. El camión resbaló y cayó al agua helada del río. El chico se ahogó. El demonio le dio lo que había pedido, pero no perdió el tiempo en reclamar lo que le pertenecía. Su paralelo Erik encontró a Mark en esta vida y su influencia lo confundió y lo deprimió.

Miguel me consultó por su hermano menor, Johnny, de 26 años, que tomaba drogas. Desde que empezó a hacer eso se volvió agresivo y pasivo, negándose a trabajar o estudiar. En una sesión, ayudé a una entidad no identificada a romper su propio contrato con el mal y convertirse en luminosa. Era una entidad desalmada, un escudo, construido por las formas mentales negativas de la gente. Nuestro guía dijo que estaba protegiendo a la entidad principal con la que Johnny había hecho un trato. Esa entidad era una sombra. Las sombras son entidades desalmadas muy poderosas que se forman a lo largo de años y siglos mediante formas mentales negativas. Mi compañero de trabajo, Nils, la debilitó atacándola continuamente con su propia energía. Johnny hizo el trato en uno de sus viajes astrales, bajo la influencia de drogas, pidiendo poder. Por supuesto, incluso cuando se elimine la sombra, Johnny tendrá que reunir la fuerza de voluntad para librarse de su adicción.

Lázaro, de 45 años, era obeso e inseguro y se sentía culpable de no poder hacer las cosas bien. Tenía también baja autoestima. Su vida sentimental tampoco le iba bien. Volvimos a una vida en el norte de Francia, en 1847, donde se llamaba Jérôme. Tenía 6 hermanos y vivía en una granja. Su padre se cansó de su mujer y se dedicó a violar a sus hijas, que tenían 16 y 21 años. Más tarde le dio por violar a uno de sus hijos y Jérôme iba a ser el siguiente. Tenía 9 años. Pero el padre no se dio por satisfecho y fue a por la tercera hija. En aquel momento, Jérôme deseó dar cualquier cosa para tener la fuerza de matarlo. Su deseo le fue concedido. Agarró una hoz, se acercó a él por detrás cuando estaba a punto de abusar de la hija menor y le cortó los genitales. El hombre murió sangrando. Su mujer estaba al tanto de su actividad desde hacía mucho tiempo, pero tenía demasiado miedo como para intentar algo contra él. Jérôme fue llevado a un monasterio. El hijo mayor ya estaba allí y le dijo que había actuado bien. Sin embargo, él estaba confuso. Un día, cuando estaba en la azotea, se mareó, cayó y murió. El demonio del pacto se lo llevó rápidamente. La entidad que estaba con Lázaro era su yo pasado, Jérôme. Fue él quien le transmitía los sentimientos de baja autoestima e inseguridad. Lo ayudé a ir a la Luz. No volvimos a oír de Lázaro.

Le pregunté a mi guía sobre un cantante con mucho talento que se había quitado la vida hacía muchos años. Vamos a llamarlo Terry. El guía dijo que no estaba en la Luz. Los demonios los mantenían en la oscuridad, dijo. Pedí una sesión con mi compañero de trabajo para liberarlo, y el guía dijo que tenía el derecho. La primera entidad era una chica de 15 años. Estaba enamorada de él y era miembro de su club de fans. Una noche, unos miembros adolescentes del club encontraron alcohol y se juntaron con otros miembros en el piso de los padres de uno de los chicos. Se emborracharon y tuvieron sexo con la chica. Ella creía que estaba haciendo el amor con el cantante. Cuando todos los chicos la habían violado, salió de su trance y se dio cuenta de que el chico que estaba encima de ella no era Terry. Vio sangre por todas partes, se asustó y se levantó. Estaba tan confusa y borracha que lo único en lo que pensaba era escapar. Se acercó a la ventana, la rompió, cayó y murió. Acudió la policía y detuvo a los chicos, que acabaron en una institución. Allí fueron violados por otros chicos que querían castigarlos. Sus vidas fueron destrozadas, y todo por culpa del alcohol. El guía dijo que la chica habría muerto de todos modos porque era virgen, y el daño físico interno era demasiado grave. Después de morir fue a su querido cantante y lo ayudó a ganar fama y éxito. Él deseó eso y ella estuvo allí para ayudarlo. Aunque ella no era una entidad malvada, era un espíritu y no estaba en contacto con la Luz, por lo que para poder ayudarlo tenía que hacer cosas ilícitas, quitándole el éxito a los demás y saltándose las reglas. Al mismo tiempo, ella estaba emocionalmente inmovilizada en el momento de la violación. Sólo pudo salir de allí cuando mi colaborador le envió imágenes de que había sido con Terry con quien había hecho el amor. Sólo entonces se volvió lo suficientemente serena como para entrar en la Luz. El cantante tenía otros 12 demonios que acudieron a él cuando maldijo a alguien que lo había violado en una vida anterior, así que tuve que realizar otra sesión para eso. Después de eso, Terry fue a la Luz.

Otra forma común en que las mujeres hacen acuerdos subconscientes con demonios es cuando en su desesperación desean y piden quedar embarazadas. Eso le sucedió a una amiga mía que lo había intentado durante años sin éxito. Escribí sobre su caso en el artículo sobre manipulación genética, por lo que no lo repetiré aquí, pero demuestra cómo incluso las causas aparentemente inofensivas o buenas pueden usarse en nuestra contra, si nuestra vibración es baja. La sexualidad y la fertilidad son áreas ampliamente explotadas por la oscuridad y debemos tener cuidado. Ése es también el origen de las prohibiciones religiosas y los prejuicios contra el sexo.

Podría escribir sobre innumerables otros casos que he tenido de contratos subconscientes de vidas pasadas con fuerzas oscuras -demonios, entidades desalmadas o extraterrestres. Esos acuerdos se hacen a menudo cuando se trabaja con espíritus o se hace brujería. Describo algunos casos en otros artículos. Los ejemplos aquí expuestos son más difíciles de discernir, ya que esas personas no estaban al tanto de la existencia de entidades desencarnadas que podrían ayudarlas, simplemente expresaron un profundo deseo. Pero debemos tener cuidado con lo que deseamos. Si se trata de violencia o de cosas materiales / no espirituales, lo más probable es que lo consigamos, aunque no con la ayuda de Dios. Y sufriremos las consecuencias en nuestras próximas encarnaciones.

Mi lista de acuerdos (el enlace está al principio de este artículo) os ayudará a encontrar los vuestros y romperlos.

 

Con Luz y amor,

Koalani

Your Subscription:

 

1
.

Powered By Joobi