GreekEnglish EspañolSvenska (Sverige)Finnish (Suomi)
Universos paralelos / alternos y la misión de nuestra alma

 

Hay 22 universos paralelos y cada uno contiene como máximo 1000 posibles universos alternos. Tenemos una cantidad limitada de universos alternos para cumplir nuestra misión. Si fallamos en un universo alterno se crea una copia de nuestra alma y podemos repetir la misma vida en otro universo. El número de nuestras oportunidades depende de la importancia de nuestra misión y de si somos El o no El. Los no El suelen tener unos 50 universos para acertar, los El 80 y los líderes de grupos angelicales con una alta misión entre 500 y 1000.
En esos 22 universos paralelos (o uno de ellos) puede haber algunas diferencias importantes en nuestra vida que no dependan de nuestras decisiones, sino de las de otras personas, o nacemos con ellas. Podemos tener diferentes padres, nacer en otro país, casarnos con diferentes personas, tener hijos o no, nacer con una discapacidad, adquirir una discapacidad, etc.
Un universo no es más importante que otro, todos sirven como experimentación para que nuestra alma crezca y aprenda y logre tomar al final las decisiones correctas. Los acontecimientos de cada universo son igual de reales y finales y no hay interacción entre ellos, a menos que hagamos un trato con un ET oscuro para ir a otro universo o para cambiar lo que ha sucedido.
El universo final, el que cuenta, es diferente para cada uno de nosotros. Es el universo en el que tomamos las mejores decisiones y cumplimos nuestra misión. Eso significa que para una persona este universo es el mejor y el universo final, mientras que para otra persona es otro. En cada universo sentimos las cosas por igual. Asimilamos las experiencias y sentimientos de los universos que no cuentan en el que sí cuenta. Eso ocurre cuando rectificamos el error que cometimos en el universo que no cuenta.
En cada universo creamos karma que necesitamos equilibrar de manera similar, ayudando a los demás a ser mejores o bien sufriendo. Cuando morimos en el universo que cuenta, esa vida forma parte de nuestras vidas pasadas. Cuando un paralelo rojo ha hecho más daño que sus paralelos luminosos, los oscuros obtienen el derecho de determinar qué universo contará. Y ése será, obviamente, el universo donde el rojo derrotó a sus paralelos luminosos. Los paralelos luminosos fallan cuando agotan todas las oportunidades que la Luz les ha dado para cumplir su misión, o al menos parte de ella.
Cuanto peor es nuestro karma, más fácil es fracasar, ya que un pequeño error puede llevarnos a la cárcel, a la violación, a la parálisis física, a la muerte, etc. Algunas almas tienen un karma tan bajo que ni siquiera tienen el derecho de nacer. Eligen madres que los abortarán o tendrán un aborto espontáneo. Eso puede pasar muchas veces, hasta que sus sacrificios les den el derecho de nacer. Luego deben tener cuidado de no hacer un acuerdo grave, pues eso los llevará otra vez a la muerte, ya que su karma es bajo, en comparación con el de otros. En el otro extremo, la gente con alto karma tiene muchas oportunidades y puede cometer muchos errores graves antes de enfrentarse a cosas muy negativas.
Daré algunos ejemplos de cómo algunas de nuestras decisiones pueden afectar nuestra vida y qué consecuencias pueden tener para nosotros, según nuestro karma. Recordad que siempre incluyo circunstancias extremas (un karma muy bajo combinado con una misión muy alta). Un karma muy elevado combinado con una misión sin importancia puede tener casi cero consecuencias malas en esta vida. Pero eso (cero consecuencias negativas) suele ocurrir cuando tenemos un pacto importante, lo que nos lleva a escapar de nuestro karma y dharma. Así pues, un error así puede sacarnos del juego y tendremos que volver a empezar en un universo alterno.
-Si alguien pide nuestra ayuda (financiera, emocional, práctica, etc.) y no se la damos, se nos negará la ayuda en el futuro, o incluso moriremos por ello.
-Si cometemos algo ilegal, aunque sea menor, inconsciente o nuestro propósito sea ayudar a otros, seremos víctimas de un delito similar (robo, secuestro, encarcelamiento) o incluso podemos ser torturados hasta la muerte.
-Si no reconocemos o actuamos según nuestra intuición, podemos quedar paralizados, asesinados, detenidos, perder a un ser querido, etc.
-Si nos negamos a desarrollarnos cuando podemos, eligiendo la salida más fácil, nuestro ego o nuestra comodidad, podemos ser violados, perder nuestra fortuna, caer gravemente enfermos, morir.
-Si nos negamos a hacer sacrificios, sino que queremos tenerlo todo, la pérdida para nosotros será mucho mayor. Podemos acabar perdiendo una relación importante, dinero, la fortuna, nuestra salud, el trabajo, la vida.
-Si nos rebajamos haciendo un trabajo humilde en lugar de esperar para obtener el trabajo perfecto o pedir dinero a nuestros padres, quedamos recompensados eludiendo un suceso negativo, como romper la pierna, caer enfermos, ser violados, asesinados, etc.
-Si le compramos a alguien algo de valor, como una casa, evitaremos perder la nuestra en un terremoto u otro desastre.
-Si arreglamos algo nosotros mismos, dedicando tiempo y esfuerzo, en lugar de pagarle a alguien para que lo haga, nuestra propiedad quedará mucho menos dañada en el futuro.
-Si desahuciamos o despedimos a alguien, podemos perder nuestra casa o nuestro trabajo.
-Si tratamos de dialogar con los demás y ayudarlos a comprender en lugar de enfadarnos  y cortar la conversación, rompemos la programación alienígena o de vidas pasadas, desarrollando nuestras habilidades y evitando posibles calamidades futuras.
-Si superamos nuestro ego (en vez de insistir en salirnos con la nuestra a toda costa), y permanecemos abiertos al camino divino, o a la manera más sabia, sea lo que fuere, seremos recompensados con buenas relaciones, un buen trabajo, un hogar agradable o nuestra vida será salvada.
-Si cortamos el contacto con nuestra alma gemela, hacemos un acuerdo serio que podemos acabar pagando con la vida.
-Si hacemos un pacto de cooperación con las fuerzas oscuras, incluso sin saberlo, pensando que lo que hacemos está bien, la oscuridad nos protegerá, así que no sabremos que hemos fallado. Un pacto  importante es por ejemplo hacer brujería o terapias oscuras.
-Si hacemos otros pactos importantes como matar, violar, vender drogas, etc., los oscuros también nos protegerán hasta decidir que les conviene más no hacerlo.
-Si no hacemos el esfuerzo de mejorar nuestro comportamiento o reacciones y adoptar otros más productivos terminaremos enfrentando problemas que exigen un cambio.
-Si tenemos resistencia a mejorar, podemos terminar perdiendo nuestra mascota, nuestra salud o nuestra vida. Si andamos por un camino espiritual, pidiéndole a Dios orientación y deseando desarrrollarnos, obtendremos señales para descubrir dónde cometemos un error. Tales señales son para la mayoría irreconocibles y meras coincidencias. Se requiere mucha oración y práctica para aprender a reconocer algunas de ellas, a menos que nazcamos con poderes psíquicos, es decir, espiritualmente abiertos. Por lo general, elegimos todos los escenarios posibles en los diferentes universos, incluidos los más extremos y dolorosos, como cometer suicidio, pasar la vida en la cárcel, ser ejecutados, violados, minuválidos, etc., si nuestro karma así lo exige. Las diferentes experiencias ayudan a nuestra alma a crecer y evitar repetir el error que nos llevó a ese destino en ese universo en particular.
Los animales y las plantas también tienen más de un universo para cumplir la misión de su alma. Los animales no El tienen alrededor de 20 universos para cumplirla, los animales El unos 30, las plantas y los insectos no El 10 universos y las plantas e insectos El tienen unos 20. Jesucristo solo tenía un universo para cumplir su misión, pero obviamente ha tenido que hacerlo en todos los universos en los que hemos estado.

Hay 22 universos paralelos y cada uno contiene como máximo 1000 posibles universos alternos. Tenemos una cantidad limitada de universos alternos para cumplir nuestra misión. Si fallamos en un universo alterno se crea una copia de nuestra alma y podemos repetir la misma vida en otro universo. El número de nuestras oportunidades depende de la importancia de nuestra misión y de si somos El o no El. Los no El suelen tener unos 50 universos para acertar, los El 80 y los líderes de grupos angelicales con una alta misión entre 500 y 1000.

 

En esos 22 universos paralelos (o uno de ellos) puede haber algunas diferencias importantes en nuestra vida que no dependan de nuestras decisiones, sino de las de otras personas, o nacemos con ellas. Podemos tener diferentes padres, nacer en otro país, casarnos con diferentes personas, tener hijos o no, nacer con una discapacidad, adquirir una discapacidad, etc.

Un universo no es más importante que otro, todos sirven como experimentación para que nuestra alma crezca y aprenda y logre tomar al final las decisiones correctas. Los acontecimientos de cada universo son igual de reales y finales y no hay interacción entre ellos, a menos que hagamos un trato con un ET oscuro para ir a otro universo o para cambiar lo que ha sucedido.

El universo final, el que cuenta, es diferente para cada uno de nosotros. Es el universo en el que tomamos las mejores decisiones y cumplimos nuestra misión. Eso significa que para una persona este universo es el mejor y el universo final, mientras que para otra persona es otro. En cada universo sentimos las cosas por igual. Asimilamos las experiencias y sentimientos de los universos que no cuentan en el que sí cuenta. Eso ocurre cuando rectificamos el error que cometimos en el universo que no cuenta.

En cada universo creamos karma que necesitamos equilibrar de manera similar, ayudando a los demás a ser mejores o bien sufriendo. Cuando morimos en el universo que cuenta, esa vida forma parte de nuestras vidas pasadas. Cuando un paralelo rojo ha hecho más daño que el bien que han hecho sus paralelos luminosos, los oscuros obtienen el derecho de determinar qué universo contará. Y ése será, obviamente, el universo donde el rojo derrotó a sus paralelos luminosos. Los paralelos luminosos fallan cuando agotan todas las oportunidades que la Luz les ha dado para cumplir su misión, o al menos parte de ella.

Cuanto peor es nuestro karma, más fácil es fracasar, ya que un pequeño error puede llevarnos a la cárcel, a la violación, a la parálisis física, a la muerte, etc. Algunas almas tienen un karma tan bajo que ni siquiera tienen el derecho de nacer. Eligen madres que los abortarán o tendrán un aborto espontáneo. Eso puede pasar muchas veces, hasta que sus sacrificios les den el derecho de nacer. Luego deben tener cuidado de no hacer un acuerdo grave, pues eso los llevará otra vez a la muerte, ya que su karma es bajo, en comparación con el de otros. En el otro extremo, la gente con alto karma tiene muchas oportunidades y puede cometer muchos errores graves antes de enfrentarse a cosas muy negativas.

Daré algunos ejemplos de cómo algunas de nuestras decisiones pueden afectar nuestra vida y qué consecuencias pueden tener para nosotros, según nuestro karma. Recordad que siempre incluyo circunstancias extremas (un karma muy bajo combinado con una misión muy alta). Un karma muy elevado combinado con una misión sin importancia puede tener casi cero consecuencias malas en esta vida. Pero eso (cero consecuencias negativas) suele ocurrir cuando tenemos un pacto importante, lo que nos lleva a escapar de nuestro karma y dharma. Así pues, un error así puede sacarnos del juego y tendremos que volver a empezar en un universo alterno.


-Si alguien pide nuestra ayuda (financiera, emocional, práctica, etc.) y no se la damos, se nos negará la ayuda en el futuro, o incluso moriremos por ello.

-Si cometemos algo ilegal, aunque sea menor, inconsciente o nuestro propósito sea ayudar a otros, seremos víctimas de un delito similar (robo, secuestro, encarcelamiento) o incluso podemos ser torturados hasta la muerte.

-Si no reconocemos o actuamos según nuestra intuición, podemos quedar paralizados, asesinados, detenidos, perder a un ser querido, etc.

-Si nos negamos a desarrollarnos cuando podemos, eligiendo la salida más fácil, nuestro ego o nuestra comodidad, podemos ser violados, perder nuestra fortuna, caer gravemente enfermos, morir.

-Si nos negamos a hacer sacrificios, sino que queremos tenerlo todo, la pérdida para nosotros será mucho mayor. Podemos acabar perdiendo una relación importante, dinero, la fortuna, nuestra salud, el trabajo, la vida.

-Si nos rebajamos haciendo un trabajo humilde en lugar de esperar para obtener el trabajo perfecto o pedir dinero a nuestros padres, quedamos recompensados eludiendo un suceso negativo, como romper la pierna, caer enfermos, ser violados, asesinados, etc.

-Si le compramos a alguien algo de valor, como una casa, evitaremos perder la nuestra en un terremoto u otro desastre.

-Si arreglamos algo nosotros mismos, dedicando tiempo y esfuerzo, en lugar de pagarle a alguien para que lo haga, nuestra propiedad quedará mucho menos dañada en el futuro.

-Si desahuciamos o despedimos a alguien, podemos perder nuestra casa o nuestro trabajo.

-Si tratamos de dialogar con los demás y ayudarlos a comprender en lugar de enfadarnos  y cortar la conversación, rompemos la programación alienígena o de vidas pasadas, desarrollando nuestras habilidades y evitando posibles calamidades futuras.

-Si superamos nuestro ego (en vez de insistir en salirnos con la nuestra a toda costa), y permanecemos abiertos al camino divino, o a la manera más sabia, sea lo que fuere, seremos recompensados con buenas relaciones, un buen trabajo, un hogar agradable o nuestra vida será salvada.

-Si cortamos el contacto con nuestra alma gemela, hacemos un acuerdo serio que podemos acabar pagando con la vida.

-Si hacemos un pacto de cooperación con las fuerzas oscuras, incluso sin saberlo, pensando que lo que hacemos está bien, la oscuridad nos protegerá, así que no sabremos que hemos fallado. Un pacto  importante es por ejemplo hacer brujería o terapias oscuras.

-Si hacemos otros pactos importantes como matar, violar, vender drogas, etc., los oscuros también nos protegerán hasta decidir que les conviene más no hacerlo.

-Si no hacemos el esfuerzo de mejorar nuestro comportamiento o reacciones y adoptar otros más productivos terminaremos enfrentando problemas que exigen un cambio.

-Si tenemos resistencia a mejorar, podemos terminar perdiendo nuestra mascota, nuestra salud o nuestra vida. Si andamos por un camino espiritual, pidiéndole a Dios orientación y deseando desarrrollarnos, obtendremos señales para descubrir dónde cometemos un error. Tales señales son para la mayoría irreconocibles y meras coincidencias. Se requiere mucha oración y práctica para aprender a reconocer algunas de ellas, a menos que nazcamos con poderes psíquicos, es decir, espiritualmente abiertos. Por lo general, elegimos todos los escenarios posibles en los diferentes universos, incluidos los más extremos y dolorosos, como cometer suicidio, pasar la vida en la cárcel, ser ejecutados, violados, minuválidos, etc., si nuestro karma así lo exige. Las diferentes experiencias ayudan a nuestra alma a crecer y evitar repetir el error que nos llevó a ese destino en ese universo en particular.


Los animales y las plantas también tienen más de un universo para cumplir la misión de su alma. Los animales no El tienen alrededor de 20 universos para cumplirla, los animales El unos 30, las plantas y los insectos no El 10 universos y las plantas e insectos El tienen unos 20.

Jesucristo solo tenía un universo para cumplir su misión, pero obviamente ha tenido que hacerlo en todos los universos en los que hemos estado. Eso significa que sólo tenía una oportunidad para lograrlo y no falló en ningún universo.