GreekEnglish EspañolSvenska (Sverige)Finnish (Suomi)
CV/Método/Servicios

 


Koalani* (Isabel Aktypi) es una hipnoterapeuta licenciada y ha sido miembro de la Federación Internacional de Hipnosis (www.hypnosisfederation.com ). Ha estudiado e investigado el campo de la metafísica durante varios años y ha sido alumna del famoso hipnoterapeuta estadounidense Dick Sutphen (www.richardsutphen.com). Tiene su oficina en el centro de Atenas, en Grecia, y podéis comunicaros con ella y tener una sesión de canalizamiento o hipnosis en castellano. Podéi comunicaros con ella también en francés, neerlandés y en los idomas nórdicos.




 

La hipnosis es una relajación profunda en la que el cerebro produce olas alfa, que oscilan entre los 9 y los 13 ciclos por segundo. Entramos en este estado de conciencia todos los días cuando vemos la televisión, leemos, al dormirnos, etc. En este estado alterado nuestra percepción extrasensorial se agudiza y podemos recibir impresiones de vidas pasadas, información que desconocemos conscientemente o entrar en contacto con entidades descarnadas. El método utilizado es una visualización guiada.
En una regresión terapéutica se va al origen de un problema, sea en esta vida o una pasada y se trabaja. Los problemas emocionales o psicológicos (adicciones, bloqueos  emocionales, fobias, obesidad, etc) se deben a menudo a un trauma. En cuanto el trauma se vuelve a vivir, el cliente es llevado al plano espiritual donde, en contacto con el guía espiritual o el yo superior puede comprender y superar lo que haya sido dejado a medias (el perdón, la aceptación de la realidad, datos desconocidos, etc). No importa si lo que se ve realmente ocurrió o no, lo importante es la curación, y el subconsciente trae la experiencia que uno necesita para curarse.
En la terapia de vidas pasadas se va a aquella vida que nos afecta más o nos ayuda en nuestro desarrollo. Se puede examinar las semejanzas con el presente y las relaciones con las personas que conocemos ahora. Las personas más importantes de nuestra vida forman parte de nuestra familia espiritual y han estado con nosotros en la mayoría de nuestras vidas, en distintas relaciones. Aquellas relaciones  afectan las de esta vida.
En las progresiones  podemos ver el futuro de ésta u otra vida. Las investigaciones han demostrado que existen cinco principales caminos que seguir. Después de verlos podemos programar nuestro subconsciente a sintonizarse con el óptimo camino.
En el contacto con espíritus nos comunicamos con nuestro guía espiritual (o nuestro yo superior o bien nuestro ángel guardián) que nos da respuestas a nuestras preguntas, así como información sobre las consecuencias, los desafíos y las lecciones de nuestras vidas pasadas y de ésta. Podemos también contactar a un ser querido que ha cruzado al otro mundo, siempre y cuando esté disponible. En el caso de que se haya quedado en el plano físico, podemos ayudarle a cruzar a la luz. Si ha fallecido recientemente, es muy probable que no pueda venir, pues estará descansando o recuperándose. El espíritu de un querido fallecido se puede también contactar con un canalizamiento con el colaborador de Koalani.
También nos podemos enterar de nuestro nivel espiritual, nuestra alma gemela, nuestro grupo espiritual y la misión de nuestra vida, así como recibir consejos sobre el futuro. Pero para cosas del futuro más vale tener una lectura de tarot o un canalizamiento, puesto que el punto de vista de otro es más neutral.
En la recuperación del alma se recuperan los fragmentos perdidos en un trauma grave de esta u otra vida. La pérdida de fragmentos del alma debilita el sistema de imunidad y causa cansancio, falta de concentración y otros problemas de salud También deja el cuerpo abierto a entidades descarnadas que se pueden adherir a él y causar enfermedades psicológicas y físicas. El guía de Koalani y Nils puede recoger todos los fragmentos de todas vuestras vidas y devolvéroslos en una sola sesión de canalizamiento. En una regresión sólo se pueden recuperar algunos fragmentos.
En la liberación espiritual encontramos, dialogamos y despejamos hacia la luz las entidades que estaban adheridas a nuestro cuerpo energético, fueran ésas formas pensamiento, almas perdidas de humanos, demonios o  extraterrestres. Esas entidades están atraídas a los humanos debido a energías parecidas o contratos o bien son kármicas (y vienen de nuestras vidas pasadas). También se pueden enviar a alguien mediante brujería o una maldición. El perdón de parte del cliente es imprescindible para romper una maldición o apaciguar a un enemigo de una vida pasada. Las entidades adheridas son a menudo una fuente de contratiempos continuos y sufrimiento  profundo e inexplicable. También se atraen extraterrestres que pueden colocar implantes en el cuerpo de sus víctimas y abducirlos mediante un contrato, una invitación o una conexión de una vida pasada. Los  ayudantes espirituales de Koalani y Nils ponen protección para evitar más abducciones y los alejan. La extracción de implantes no se hace en sesiones debido a la larga duración de las operaciones.
La sesión estándar empieza con una regresión al origen del problema. Después se va al guía espiritual que da todas las respuestas y explicaciones necesarias. Allí se realiza el trabajo de superación. La sesión termina con sugerencias para el desarrollo personal, como para dejar de fumar, adelgazar, adquirir autoestima, etc.
La hipnosis dura unas dos horas y el canalizamiento más o menos una hora. Para la liberación espiritual y la recuperación del alma lo óptimo es realizarlas canalizando al guía espiritual de Koalani y Nils con éste en trance. Escribid lo que deseáis explorar y vuestras preguntas, fobias u otros aspectos que os preocupen. La sesión se graba y se manda por enlace. Se puede tener una sesión desde cualquier lugar del mundo con el programa Skype (gratis y sencillísimo de descargar y usar).
Si tenéis algún problema contactadnos y os daremos una respuesta sobre las causas gratuitamente.
Para tener unos ejemplos sobre casos de clientes, id a la Columna metafísica de Koalani.

 

 

La hipnosis es una relajación profunda en la que el cerebro produce olas alfa, que oscilan entre los 9 y los 13 ciclos por segundo. Entramos en este estado de conciencia todos los días cuando vemos la televisión, leemos, al dormirnos, etc. En este estado alterado nuestra percepción extrasensorial se agudiza y podemos recibir impresiones de vidas pasadas, información que desconocemos conscientemente o entrar en contacto con entidades descarnadas. El método utilizado es una visualización guiada.


En una regresión terapéutica se va al origen de un problema, sea en esta vida o una pasada y se trabaja. Los problemas emocionales o psicológicos (adicciones, bloqueos  emocionales, fobias, obesidad, etc) se deben a menudo a un trauma. En cuanto el trauma se vuelve a vivir, el cliente es llevado al plano espiritual donde, en contacto con el guía espiritual o el yo superior puede comprender y superar lo que haya sido dejado a medias (el perdón, la aceptación de la realidad, datos desconocidos, etc). No importa si lo que se ve realmente ocurrió o no, lo importante es la curación, y el subconsciente trae la experiencia que uno necesita para curarse.


En la terapia de vidas pasadas se va a aquella vida que nos afecta más o nos ayuda en nuestro desarrollo. Se puede examinar las semejanzas con el presente y las relaciones con las personas que conocemos ahora. Las personas más importantes de nuestra vida forman parte de nuestra familia espiritual y han estado con nosotros en la mayoría de nuestras vidas, en distintas relaciones. Aquellas relaciones  afectan las de esta vida.


En las progresiones  podemos ver el futuro de ésta u otra vida. Las investigaciones han demostrado que existen cinco principales caminos que seguir. Después de verlos podemos programar nuestro subconsciente a sintonizarse con el camino óptimo.


En el contacto con espíritus nos comunicamos con nuestro guía espiritual (o nuestro yo superior o bien nuestro ángel guardián) que nos da respuestas a nuestras preguntas, así como información sobre las consecuencias, los desafíos y las lecciones de nuestras vidas pasadas y de ésta. Podemos también contactar a un ser querido que ha cruzado al otro mundo (incluso una mascota), siempre y cuando esté disponible. En el caso de que se haya quedado en el plano físico, podemos ayudarle a cruzar a la luz. Si ha fallecido recientemente, es muy probable que no pueda venir, pues estará descansando o recuperándose. El espíritu de un querido fallecido se puede también contactar con un canalizamiento con el colaborador de Koalani o en meditación.


También nos podemos enterar del nivel de desarrollo de nuestra alma, sobre nuestra alma gemela, nuestro grupo espiritual y la misión de nuestra vida, así como recibir consejos sobre el futuro. Pero para cosas del futuro más vale tener una lectura de tarot o un canalizamiento, puesto que el punto de vista de otro es más neutral.


En la recuperación del alma se recuperan los fragmentos perdidos en un trauma grave de esta u otra vida. La pérdida de fragmentos del alma debilita el sistema de imunidad y causa cansancio, falta de concentración y otros problemas de salud También deja el cuerpo abierto a entidades descarnadas que se pueden adherir a él y causar enfermedades psicológicas y físicas. La guía de Koalani Cheyenne  puede recoger todos los fragmentos de todas vuestras vidas y devolvéroslos en una sola sesión de canalizamiento o en meditación. En una sesión de hipnosis sólo se pueden recuperar algunos fragmentos.


En la liberación espiritual encontramos, dialogamos y despejamos hacia la luz las entidades que estaban adheridas a nuestro cuerpo energético, fueran ésas formas pensamiento, almas perdidas de humanos, demonios o  extraterrestres. Esas entidades están atraídas a los humanos debido a energías parecidas o contratos o bien son kármicas (y vienen de nuestras vidas pasadas). También se pueden enviar a alguien mediante brujería o una maldición. El perdón de parte del cliente es imprescindible para romper una maldición o apaciguar a un enemigo de una vida pasada. Las entidades adheridas son a menudo una fuente de contratiempos continuos y sufrimiento  profundo e inexplicable. También se atraen extraterrestres que pueden colocar implantes en el cuerpo de sus víctimas y abducirlos mediante un contrato, una invitación o una conexión de una vida pasada. Cheyenne y los  ayudantes espirituales de Koalani  ponen protección para evitar más abducciones y los alejan. La extracción de implantes se hace en el plano astral por Koalani, Cheyenne y sus ayudantes espirituales y no en sesiones, debido a la larga duración de las operaciones.


La sesión estándar de hipnosis empieza con una regresión al origen del problema. Después se va al guía espiritual que da todas las respuestas y explicaciones necesarias. Allí se realiza el trabajo de superación. La sesión termina con sugerencias para el desarrollo personal, como para dejar de fumar, adelgazar, adquirir autoestima, etc.


La hipnosis dura unas dos horas y el canalizamiento de una hora a una hora y media. Para la liberación espiritual y la recuperación del alma lo óptimo es realizarlas canalizando al guía de la colaboradora de Koalani en trance o en una meditación de Koalani con su propia guía Cheyenne. Escribid lo que deseáis explorar y vuestras preguntas, fobias u otros aspectos que os preocupen. La sesión se graba y se manda por enlace. Se puede tener una sesión desde cualquier lugar del mundo con el programa Skype (gratis y sencillísimo de descargar y usar).


Si tenéis algún problema contactad a Koalani. Cheyenne os chequeará y tendréis gratuitamente una respuesta sobre las causas y la terapia/método que hay que seguir.


Para tener unos ejemplos sobre casos de clientes, id a la Columna metafísica de Koalani.

Os invito a que participéis en mi nuevo foro en el que se tratan temas espirituales y conspiratorios: http://guerraespiritual.freeforums.net/




 

 

*En hawaiiano significa "guerrera espiritual"